¿Qué es la rosácea?

La rosácea es una enfermedad crónica de la piel frecuente que afecta fundamentalmente a la cara. Aunque puede aparecer a cualquier edad, predomina durante la tercera y cuarta década de la vida y alcanza su punto de máximo riesgo ente los 40 y los 50 años. Predomina en la mujer y es más común en las personas de tez clara. Las causas que la provocan todavía no han sido identificadas. Entre otros factores, uno importante parece ser la alteración en la microcirculación.[ver – patosicología de la rosácea] En el primer estadio, la rosácea se caracteriza por un eritema persistente y telangiectasias faciales, aunque predominantemente en las mejillas. Cuando la enfermedad progresa aparecen pápulas y papulopústulas. En su estadio más avanzado puede darse una hiperplasia difusa del tejido conectivo y de las glándulas sebáceas. Esto puede causar una hipertrofia de la nariz, denominada rinofima. La rosácea se desarrolla en etapas y puede afectar a los ojos provocando frecuentemente inflamaciones como blefaritis y conjuntivitis. Aparte de la cara, también pueden resultar afectadas otras zonas del cuerpo, como las áreas retroauriculares, el cuello, la barbilla, la espalda y el cuero cabelludo. Su aparición clínica puede ser similar a la del acné, pero a diferencia de éste, la rosácea no es una enfermedad en la que se afecte primariamente el folículo pilosebáceo.

DermIS.net Uni Heidelberg