¿Cuáles son los resultados histopatológicos más frecuentes?

Los resultados histopatológicos varían según el estadio de la enfermedad, a menudo no son diagnósticos y pueden parecerse a otras enfermedades crónicas de la piel. Los pacientes con rosácea suelen presentar una piel dañada por el sol y la elastosis severa (degeneración por daño actínico en dermis) es un hallazgo constante.

Estadio I:
En las primeras fases de la rosácea las características principales son edema leve, ectasias venosas (telangiectasias) y una ligera infiltración linfocítaria perivascular inespecífica con presencia de algunas células plasmáticas en la dermis. También aparece asociada una ligera perifoliculitis, elastosis solar con hiperplasia del tejido elástico (fibras elásticas más retorcidas y gruesas) o elastolisis (fragmentación de fibras elásticas).

Estadio II:
Las lesiones posteriores muestran un avance de la infiltración perivascular y perifolicular de la dermis, que está compuesta de lifocitos e histiocitos con un número variable de células plasmáticas y células gigantes. Puede verse si aparecen pústulas clínicamente una foliculitis aguda superficial si son lesiones recientes o una foliculitis granulomatosa si son más antiguas, incluso con destrucción del folículo piloso. Los vasos sanguíneos se dilatan. Aumenta la elastosis.

Estadio III:
El estadio III de la rosácea se caracteriza por un aumento difuso del colágeno dérmico. Las glándulas sebaceas se hacen prominentes (hipertróficas) y los canales foliculares se dilatan acumulando restos de queratina. Las telangiectasias son prominentes. A veces túneles epitelizados socavan el tejido hiperplásico. El infiltrado de linfocitos y células plasmáticas perivascular y perifolicular varía de leve a muy intenso.Puede observarse una densa concentración de Demodex folliculorum en los folículos pilosebáceos.

DermIS.net Uni Heidelberg