Información general

Tipos de rosácea

Factores desencadenantes

Tratamiento

Relación de casos clínicos

Encuesta para el usuario
 Go!
EnglishDeutschEspañolFrançaisPortuguêsRussianTurkey
home
Subtipos clásicos
Diátesis rosácea
Estadio I
Estadio II
Estadio III
Variantes


feedback
resources
FAQ
disclaimer
team info
site map

Tipos de rosácea - Variantes

Aunque los subtipos clásicos de rosácea se pueden reconocer bastante bien, sus variantes pueden pasarse por alto o diagnosticarse erróneamente.

1. Rosácea con edema persistente
2. Rosácea conglobata
3. Rosácea fulminans
4. Rosácea Ocular
5. Rosácea lupoidea o granulomatosa
6. Rosácea esteroidea
7. Rosácea por gram negativos
8. Rosácea por halógenos
9. Fimas en la rosácea

 












[ top ]


1. Rosácea con edema persistente (Síndrome de Morbihan o Rosácea Linfedematosa):

Variante muy infrecuente y a menudo diagnosticada erróneamente. Los pacientes se quejan principalmente de contornos faciales deformados y puede no manifestar otros síntomas. A veces el interrogatorio dirigido revela el antecedente de lesiones pápulopustulosas previas. Se caracteriza por edema indurado que no remite en las áreas afectadas, como la frente, la glabela, los párpados superiores, la nariz o las mejillas. Menos frecuente es la existencia de eritema facial, lesiones papulosas y pustulosas (que pueden estar en pequeño número) y marcada seborrea.
El diagnóstico diferencial se realiza con aquellos cuadros que presentan edema facial, tales como acné vulgar, angioedema y síndrome de Melkersson-Rosenthal.
.


[ top ]


2. Rosácea conglobata:

Esta forma progresiva y crónica afecta principalmente a las mujeres y se caracteriza por placas induradas y abcesos nodulares hemorrágicos sobre una piel eritematosa. Puede estar provocada por la toma de preparados que contengan halógenos.
El diagnóstico diferencial se establece con el acné conglobata.


[ top ]


3. Rosácea fulminans:



Zumbido (31KB)

También conocida como Pioderma Facial, esta forma es de causa desconocida. Algunos autores piensan que es una variante extrema de la rosácea conglobata, pero hay quien cree que se trata de un proceso independiente. Se caracteriza por un comienzo repentino, grandes nódulos inflamatorios fluctuantes y trayectos fistulosos confluyentes y lesiones pápulopustulosas sobre una cara roja. Afecta predominantemente a la barbilla, las mejillas y la frente. La piel en estas zonas puede adquirir una tonalidad azulada y aparecer inflamada. Normalmente no afecta a los ojos. La seborrea exagerada es un rasgo constante que a menudo precede a la enfermedad. La rosácea fulminans afecta sobre todo a las mujeres post-adolescentes, algunas con antecedente de trauma emocional. En general, la etiología es confusa aunque ha sido descrita en relación con algunos fármacos (complejo vitamínico B, tratamiento de Hepatitis C con Interferon alfa y Vidarabina) y con enfermedad inflamatoria crónica intestinal. Tras la curación las cicatrices son mínimas a pesar de la gravedad clínica del cuadro.
Los diagnósticos diferenciales son acné fulminans, acné conglobata y toxicodermias por bromo y yodo.


[ top ]


4. Rosácea Ocular :



Esta variante se diagnostica frecuentemente cuando los signos cutáneos y los síntomas de la rosácea cutánea ya se manifiestan. La rosácea ocular es independiente de la severidad de la rosácea facial. Un 20% de los pacientes con rosácea ocular desarrollan los signos y síntomas oculares antes que las manifestaciones cutáneas.
Los siguientes signos y síntomas son importantes para diagnosticar la rosácea ocular: picor o quemazón, sensación de cuerpo extraño, sensación de ojo seco, fotosensibilidad, visión distorsionada, telangiectasias en la conjuntiva y en el margen palpebral, eritema palpebral o periocular, aspecto acuoso o congestivo (hiperemia conjuntival en el área interpalpebral). El diagnóstico oftalmológico puede ser de: blefaritis, conjuntivitis, iritis, iridociclitis, hipopioniritis y meibomianitis. Las complicaciones corneales incluyen queratitis punteada, infiltraciones/úlceras corneales, o queratitis marginal y pueden implicar la pérdida de la visión. La queratitis por rosácea tiene un pronóstico desfavorable y puede conducir a la pérdida de la visión en los casos más severos. La blefaritis (márgenes del párpado crónicamente inflamados con escamo-costras y pápulopústulas) es la enfermedad ocular más frecuentemente provocada por la rosácea ocular. En todos los casos es siempre necesario un examen oftalmológico.


[ top ]


5. Rosácea lupoidea o granulomatosa:



Zumbido (36KB)

Esta forma se caracteriza por pápulas o pequeños nódulos indurados y de color amarillento, marronáceo o rojizo. Estas lesiones no son tan inflamatorias y normalmente la piel tiene una apariencia relativamente normal, aunque a veces puede estar ligeramente enrojecida y endurecida. Generalmente son monomórficas en cada paciente y afectan a las mejillas y a las zonas periorficiales. Para diagnosticar esta forma de rosácea no son necesarios otros signos o síntomas de rosácea. La diascopia con una espátula de vidrio revela el carácter granulomatoso de la inflamación. Esta variante de rosácea lupoide o granulomatosa puede provocar cicatrices en la piel. Su etiología es controvertida. La presencia del parásito demodex localizado extrafolicularmente con una respuesta granulomatosa a su alrededor ha hecho que algunos autores consideren a esta forma clínica una Demodicidosis.
Los diagnósticos diferenciales son dermatitis perioral lupoidea, rosácea lupoide esteroidea, sarcoidosis (forma de nódulos pequeños), lupus miliar diseminado facial, reacciones de cuerpo extraño.

Zumbido (173KB)
Zumbido (291KB)


[ top ]


6. Rosácea esteroidea:

Esta forma se desarrolla cuando se ha aplicado en la cara esteroides tópicos durante un tiempo prolongado, especialmente los de elevada potencia, tanto en pacientes con rosácea como para tratamiento de otras afecciones cutáneas. Al principio, la rosácea mejora pero más tarde aparecen papulopústulas, comedones secundarios y, a veces, signos de una atrofia esteroidea como el adelgazamiento de la piel y el aumento de las telangiectasias. Las dolencias principales son picor, quemazón, dolor y enrojecimiento intenso. La suspensión del esteroide induce una exacerbación inicial, a veces severa, de la rosácea.


[ top ]


7. Rosácea por gram negativos:

Esta forma es análoga a la foliculitis por gram negativos. Ocurre como complicación de una prolongada antibioterapia sistémica para la rosácea, aunque algunos autores le dan individualidad propia alegando a factores inmunológicos propios del paciente. Se caracteriza por profundos nódulos y pústulas amarillentas, especialmente en las regiones perioral y perinasal. El diagnóstico puede pasarse por alto fácilmente y sólo puede hacerse si el contenido de las pústulas se ha cultivado, demostrándose así la existencia de los microorganismos.
Los diagnósticos diferenciales son los estadios II y III de la rosácea.


[ top ]


8. Rosácea por halógenos:

La administración sistémica de yoduros o bromuros puede conducir a un cuadro clínico similar al de la rosácea conglobata. Las lesiones se curan cuando la exposición a los halógenos cesa.


[ top ]


9. Fimas en la rosácea:



Zumbido (36KB)

El rinofima es la forma más frecuente de las fimas y afecta principalmente a los hombres. En general, es una complicación poco frecuente y raramente empieza antes de los 40 años. Puede acompañar a la rosácea en el estadio III, aunque un gran número de pacientes sólo presentan signos leves de rosácea en otras partes del cuerpo. El rinofima se caracteriza por una profunda inflamación crónica que conduce a un aumento del tejido conectivo y a la hiperplasia de las glándulas sebáceas conduciendo a una hipertrofia y deformidad permanente del pabellón nasal..
Los diagnósticos diferenciales son lepra o leucemia (variantes que presenten facies leonina), síndrome de Melkersson-Rosenthal y acromegalia.

Zumbido (51KB)
 
Zumbido (40KB)
 
Zumbido (15KB)
 
   
Zumbido (301KB)

Hay cuatro variantes clínicas de rinofima:

La forma glandular se caracteriza por un alargamiento asimétrico variable de la nariz que presenta una superficie irregular y picada. Además de orificios foliculares prominentes, la excreción de sebo se encuentra aumentada. La presión local provoca la expulsión de una sustancia blanca pastosa.

La forma fibrosa se caracteriza por una hiperplasia difusa del tejido conectivo y de las glándulas sebáceas.

La forma fibroangiomatosa se caracteriza por una coloración roja cobriza o roja violácea de la nariz, de expresión variable. Aumenta su tamaño y la superficie muestra grandes grandes dilataciones o ectasias venosas.

La forma actínica se da preferentemente en la piel dañada por el sol de las personas que se queman con facilidad y que raramente se broncean. Se caracteriza por un agrandamiento irregular de la nariz con un gran número de nódulos prominentes de tejido elástico.

Zumbido (22KB)
 
Zumbido (34KB)
 
Zumbido (37KB)
 
Zumbido (15KB)
 
 

Otras fimas son

Gnatofima: inflamación, hipertrofia y deformidad de la barbilla.

Zumbido (48KB)
 
Zumbido (24KB)
 
     

Metofima: inflamación, hipertrofia y deformidad de la frente
Otofima: inflamación, hipertrofia y deformidad de los lóbulos auriculares, frecuentemente en forma de coliflor


Blefarofima: inflamación y edema persistente de los párpados

Zumbido (213KB)

[ top ]




 Valore su página:

Queremos saber su opinión sobre esta página

Valore su página
DermIS.net Uni Heidelberg